Senderismo

de del

Son muchos los caminos que han sido recuperados y muchas las posibilidades que tiene para hacer largos o cortos recorridos por senderos que le ofrecerán vistas estupendas y lugares bucólicos que le harán sentir una verdadera sensación de paz y bienestar.

Para todos ellos nosotros le facilitaremos los mapas adecuados, y el soporte indicativo por donde realizar las excursiones que pueden durar todo un día, o el tiempo que ud, este dispuesto a invertir.

No obstante nos permitimos recomendarle una que le hará disfrutar de la paz y frescor de un bosque de hayas y encontrar en su interior un punto con un micro-clima y una energía positiva que hará sentir como el tiempo se detiene delante de ud.

LA ERMITA DE LA VIRGEN DE SIS

Desde Pardinella a donde llegará ud. con su coche, le indicaremos y guiaremos por  el antiguo camino que va hasta la sierra de Sis de Pardinella.

En su camino vamos a encontrar muchas sorpresas, desde la agresividad de la roca hasta llegar a Coll de cabra hasta el placentero sendero sobre un rellano con frondosas hayas y pinos a nuestro alrededor que nos llevaran hasta ese lugar descrito antes, donde se halla enclavado el edificio de la ermita y vivienda del ermitaño.

Desde unos pocos años, el club Peña guara de Huesca, durante el verano viene realizando trabajos para consolidar en lo posible esa bonita pieza. Queremos desde aquí aplaudir la idea y animarles en su cometido.

Según narra el Padre Faci la construcción de
la iglesia se debe a San Pere el Monche, que se
retiró a la soledad de la sierra de Sis. Ésta es
la noticia que nos ha transmitido el erudito carmelita:

“En dicha Sierra ay entre dos peñascos grandes,
un hueco, ó cueva muy profunda, que viene
á ser, como un pozo, metido entre estas peñas:
su profundidad es de dos picas: es un sitio muy
escondido, y tal, que pareció a los Antiguos Christianos
Españoles, quando escondían las SS. Imágenes,
era Sepulcro muy oculto para colocar en
él la S. Imagen de Ntra. Sra. con otras de S. Juan
y S. Pablo, como lo ejecutaron, y en esse hueco
estuvieron, hasta que después de la expulsión de
los Moros, S. Pedro, (llamado el Monge porque
hizo vida solitaria en dichas Montañas) halló el
tesoro escondido de las Imágenes de Ntra. Sra.
y de S. Juan y S. Pablo: sacólas de aquel Sepulcro,
y fabrico el Santo, sobre aquellos peñascos
una devota Iglesia, aunque no muy grande, y en su
Altar Mayor, colocó la Imagen de N. S.ª que avia
hallado, y diola por título, el de aquella Sierra,
llamandola N. S. de Sis y con él es venerada por
el pueblo de Veranuy y sus convecinos”
La narración del Padre Faci es completamente
plausible, pues la actividad de San Pere
el Monche, lego procedente de Poblet y albañil
de oficio, es bastante conocida; no sólo edificó
la ermita de la Virgen de Sis, si no también las
iglesias de Santistebe del Mall y de Caixigá, en
la que fue enterrado. El relato, permite datar la
fábrica original a fines del siglo XII.

Cuando Ud. regrese de allí, y seguramente haya conseguido el testigo ofrecido por su maquina digital, tendrá además y durante mucho tiempo en su memoria, las imágenes de aquel lugar, la paz y las sensaciones que sintió con el sonido del silencio, perturbado solamente por la cascada de agua junto a la ermita.